Agüera-Vidal

Tu taller mecánico de confianza en Coria del Río, Sevilla

Taller oficial

A los 13 años, Eduardo mostraba mucho interés por la mecánica, así que se ponía a las puertas del taller de Manuel Torres (especializado en los Citroën de aquella época, como el 11 Ligero), en la calle Fernando Tirado, cerca de su casa. Un día el señor Torres le dijo que pasara y así, en no mucho tiempo, acabó trabajando para él. En una ocasión tuvo que llevar unas transmisiones a realizar unos ajustes al tornero del Garage Paso, una especie de corralón o patio grande, donde se daban cita diferentes gremios: mecánicos, escultores, pintores, artesanos de la fundición… Recuerda Eduardo las enormes hogueras que éstos últimos hacían en el centro de la plaza, donde calentaban el aro de hierro con el que hacían las ruedas de los carruajes; era habitual ver por allí incluso a feriantes de Portugal.

Una vez que Nicolás Muñoz, el tornero, concluyó el trabajo, Eduardo volvió al taller con las dos transmisiones. Al llegar faltaban los pivotes. El jefe no se alteró, pero le dijo: “Mientras no los encuentres no vengas”. Eduardo regresó al torno, pero allí no estaban, así que fue a decírselo al jefe, que le repitió lo mismo: “Mientras no los encuentres no vengas”. Volvió al tornero de nuevo, fijándose por el camino; no aparecían. Otra vez al taller, pero el señor Torres mantenía su postura. Eduardo, confuso y desesperado, volvió de nuevo a ver al tornero Nicolás. “Mire Nicolás -le dijo acongojado-, es que me ha dicho mi maestro que hasta que no aparezcan los pivotes no vuelva por el taller”. A lo que el tornero respondió: “Pues quédate aquí a trabajar conmigo”.


Y así, el joven Eduardo comenzó una nueva etapa en la que aprendió mecanización. Limó, trabajó en el torno, en la fresa, la fragua, cementó (proceso de endurecimiento de una pieza)… Es decir, aprendió a fabricar las piezas que los mecánicos montaban y desmontaban, y lo aprendió rodeado de especialistas de la mecanización y la precisión, profesionales que trabajaban en la Pirotecnia, fundición de cañones, Hispanoaviación. Más adelante, esta etapa, que le marcó para siempre, le sirvió para fabricar sus propias piezas, en una época en la que no había de nada.

SUBSCRIBETE A NUESTRAS NEWSLETTER

Agüera-Vidal
CONTACTO

Warning: file_get_contents(http://maps.google.com/maps/api/geocode/json?sensor=false&address=Avda.+de+Palomares%2C+102%2CCoria+del+R%C3%ADo+Sevilla): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.0 403 Forbidden in /var/www/vhosts/bpodigital.com/pistonauto/inc/web/exe/editalleres.exe.php on line 72
Ver Teléfono

O si lo prefieres
Realiza tu consulta por Email

Opiniones sobre Agüera-Vidal

0/5
Excelente:
0
Muy bueno:
0
Regular:
0
Malo:
0
Pésimo:
0

Opiniones totales: 0

Puntúa el taller:  
0
SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER ¡Recive Numerosas ofertas en tu zona y estate al dia de todas las noticias que te interesan!
Gracias por darte de alta
Quiero recibir INFORMACIÓN de:

NOTICIAS

 
 
 
 
 
 

OFERTAS

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
He leidio y acepto la Politica de Privacidad
SU EMAIL YA ESTA DADO DE ALTA
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información