HAC / DAC. Sistemas de asistencia en pendientes

Seguridad Activa

HAC / DAC. Sistemas de asistencia en pendientes

¿Crees que los sistemas de asistencia en pendientes son sólo para todoterrenos y off-road? En este artículo te explicamos cómo funcionan estos dos sistemas y cómo sacarles partido también en asfalto.

SEGURIDAD
2207
Por Jose Luis Gonzalez en Seguridad Activa
el  03  de  junio  2016

El HAC (Control de Asistencia en Pendiente) y el DAC (Control de Asistencia en Descensos) son dos sistemas cada vez más habituales y que son de gran ayuda para el conductor cuando debe enfrentarse a terrenos inclinados. A pesar de que ambos sistemas fueron diseñados para uso en todoterrenos y condiciones off-road, también están disponibles en vehículos de uso urbano. 


Control de Asistencia en Pendiente (HAC)

Imagen

Este sistema, también conocido ayuda a la salida en rampa, funciona cuando los sensores instalados detectan que el vehículo se encuentra sobre una superficie inclinada. Por poner un ejemplo cotidiano, podemos imaginarnos el típico semáforo en rojo en una calle empinada o cuando estamos saliendo de un párking y hay algún otro coche al final de la rampa de salida y nos toca quedarnos a mitad de la rampa.

Para evitar que el vehículo caiga hacia atrás por la rampa al liberar el freno, la centralita mantiene activo el sistema de frenos durante unos segundos para dar tiempo al conductor a combinar los pedales de acelerador y embrague. De esta manera el vehículo permanece inmóvil hasta que las ruedas reciben fuerza suficiente para poder hacer avanzar el vehículo. Al evitar que el coche caiga cuando se suelta el freno, se evitan incomodidades a los ocupantes pero también se evitan situaciones de riesgo para los demás conductores.

De cara al conductor, el uso del sistema de asistencia en pendientes es opcional, es decir, no se activa automáticamente cada vez que el vehículo se detiene en una superficie inclinada (lo cual podría llegar a ser bastante molesto) sino que se puede activar si se necesita simplemente pisando a fondo el pedal de freno durante unos segundos. De esta manera el sistema queda preparado para aguantar el vehículo durante un par de segundos cuando se suelte el freno. Además también hay que destacar que el freno automático no se mantiene inamovible ni se desactiva bruscamente al cabo de esos segundos en que entra en funcionamiento el sistema, sino que se va liberando progresivamente para permitir al conductor aplicar la potencia suficiente con el juego de acelerador-embrague.


Control de Asistencia en Pendiente Descente (DAC)

Imagen

El DAC, también conocido como HDC (Hill Descent Control o Control de Descenso en Pendiente), sólo está disponible en vehículos con tracción 4x4, por lo que principalmente su uso queda más reservado a todoterrenos y difícilmente se le puede sacar partido más allá de la conducción fuera de carreteras asfaltadas. 

Con este sistema lo que se permite es que ante una pendiente descente en terreno complicado, el conductor pueda hacer bajar el vehículo de forma suave y controlada. Cuando se activa el sistema (generalmente con un botón en la consola o cerca de la palanca de la caja de cambios), se controla la respuesta del motor (en modelos con transmisión automática) y el sistema de frenos para que el vehículo descienda a velocidad controlada y constante, de manera que el conductor no tiene que accionar los pedales de freno o acelerador. De hecho si se pisa cualquiera de los dos el sistema entiende que el conductor desea retomar el control del vehículo y se desactiva. De esta manera el conductor sólo debe preocuparse de la dirección. 

Con el sistema activo, la bajada se realizada a 5 km/h aunque en algunos modelos se puede ajustar la velocidad con  los mandos del control de crucero. Para conseguir este control, el sistema es capaz de determinar la potencia que se debe distribuir a cada una de las cuatro ruedas y, valiéndose de los sensores del sistema ABS, puede determinar si alguna de las cuatro ruedas posee mayor velocidad que el resto y aplicar el freno correspondiente de forma que el vehículo siempre permanezca estable y no comience a ganar velocidad por la inercia del descenso. Una vez finalizado el descenso, el conductor puede retomar el control total del vehículo pulsando de nuevo el botón de activación del sistema o accionando cualquiera de los pedales de acelerador o freno).

Gracias al DAC es más seguro descender pendientes con el firme suelto o deslizante, y a pesar de que también se podrían afrontar valiéndose sólo de los sistemas de seguridad activa más básicos como el ABS o el control de tracción, con el DAC se añade la seguridad de que sea un algoritmo el que decida en qué momento aplicar el freno sobre cada rueda o cuánta potencia se debe transimitir a cada una para mantener una velocidad de descenso controlada. 

Para ver realmente este sistema en acción te dejamos el siguiente vídeo:


Tags:   #seguridad,  #tecnologia,  #motor,  
Conecta con Jose Luis Gonzalez

Artículos relacionados

Comentarios

Valoración:

0/5

Comentarios totales: 0

Desglose:

Excelente:
0
Muy bueno:
0
Regular:
0
Malo:
0
Pésimo:
0

Añadir comentario

Puntúa el artículo:  
0
SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER ¡Recive Numerosas ofertas en tu zona y estate al dia de todas las noticias que te interesan!
Gracias por darte de alta
Quiero recibir INFORMACIÓN de:

NOTICIAS

 
 
 
 
 
 

OFERTAS

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
He leidio y acepto la Politica de Privacidad
SU EMAIL YA ESTA DADO DE ALTA
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información