El cinturón de seguridad. Más innovación de la que pensabas.

Seguridad Pasiva

El cinturón de seguridad. Más innovación de la que pensabas.

Aunque pueda parecer que el diseño de los cinturones de seguridad no ha evolucionado demasiado, son varios los sistemas que se han ido desarrollando para mejorar su funcionamiento. Te lo contamos aquí

SEGURIDAD
541
Por Jose Luis Gonzalez en Seguridad Pasiva
el  19  de  junio  2016

La función del cinturón de seguridad es simple: mantener a los ocupantes del vehículo sujetos al asiento en caso de una colisión. Sin embargo, para mejorar el nivel de protección del cinturón de seguridad, se incorporan los sistemas pretensores y los limitadores de esfuerzo. Con ellos, se reduce la gravedad de las lesiones que se pueden producir en una colisión debido a la brusca deceleración a la que se someten los ocupantes.


Pretensores

El funcionamiento básico del cinturón de seguridad hace que éste se bloquee ante un tirón brusco (por eso hay veces que al tirar de él para abrocharlo se bloquea porque se tira demasiado fuerte). Sin embargo, ese bloqueo tiene un cierto retardo, es decir, permite cierto recorrido del cinturón de seguridad antes de retenerlo, lo que traducido a una colisión significa que el ocupante del asiento se despalazará hacia adelante unos centímetros antes de que el cinturón de seguridad se bloquee (con el riesgo que ello conlleva). 

Para evitar el riesgo de que el ocupante del asiento quede demasiado separado del asiento y pueda golpearse con los elementos que tenga delante como por ejemplo el volante o salpicadero, se diseñaron los pretensores. Los pretensores son unos dispositivos que por lo general trabajan en conjunto con los airbags, es decir, cuando la colicisión es lo suficientemente fuerte como para que salten los airbags, se accionan también los pretensores.  Cuando se accionan los pretensores, éstos tiran del cinturón de seguridad para ceñirlo lo máximo posible al cuerpo y maximizar su eficacia (no hay que olvidar que el cinturón de seguridad sólo es efectivo si está ceñido al cuerpo, ya que en caso de colisión, cada centímetro que haya de holgura en el cinturón hará que el cuerpo se desplace unos ocho centímetros de más hacia delante). 

Los pretensores pueden ser de dos tipos: pirotécnicos o eléctricos. Los de accionamiento pirotécnico actúan bajo una pequeña carga pirotécnica (igual que los airbags) que al detonarse genera fuerza suficiente para tirar del anclaje de la hebilla y así ceñirlo al cuerpo. Este tipo de pretensores son de un sólo uso, por lo que deben reemplazarse si se han activado en una colisión.


Los pretensores de accionamiento eléctrico actúan sobre el enrollador del cinturón, recogiéndolo para ceñirlo al cuerpo. De este modo se pueden accionar no sólo en el momento de una colisión sino que también pueden actuar de manera proactiva en otras situaciones de riesgo: 


Limitadores de esfuerzo o de carga

Cuando se produce una colisión se produce una desaceleración muy fuerte en una distancia muy corta, si además contamos que el cinturón de seguridad se bloquea para impedir que el ocupante se golpee con el volante, salpicadero o los asientos delanteros si viajan en las plazas traseras, lo que se sucede es que literalmente el cuerpo se "aplasta" contra el cinturón. Las fuerzas G que se producen en una colisión frontal son tan grandes que este choque contra el cinturón puede romper el esternón o las costillas y producir serias lesiones a los órganos internos como los pulmones o el corazón. 

Evidentemente, esas lesiones son mucho menores en comparación con los daños que se producirían al chocar directamente contra el volante o el salpicadero en caso de no llevar puesto el cinturón. Para evitar que sea el propio cinturón el que provoque lesiones internas en un accidente, se emplean los llamados "limitadores de esfuerzo". Con estos dispositivos lo que se consigue es liberar progresivamente la energía acumulada por el impacto, es decir, se produce una deceleración progresiva para evitar precisamente ese golpe seco contra el cinturón. En conjunto con los pretensores, se consigue la máxima efectividad del cinturón de seguridad:



Cinturones con airbag incorporado

Para terminar, otra de las innovaciones más recientes en lo que a sistemas de retención se refiere, es el uso de los cinturones de seguridad inflables o con airbag incorporado. Diseñados para desplegar una banda inflable a modo de airbag a lo largo del tórax, de modo que se consigue una mayor superficie para absorver las energía del impacto. De esta manera se consigue que la presión ejercida sobre el ocupante se divida sobre una mayor superficie, evitando posibles lesiones internas. 


Recordad que todos estos sistemas sólo serán de ayuda si se lleva el cinturón correctamente abrochado y sin elementos que puedan entorpecer su funcionamiento. El hecho de no llevar puesto el cinturón puede acarrear la retirada de 3 puntos del carnet y una multa de 200€, sin contar el incalculable coste personal que puede suponer un accidente sin llevar puesto el cinturón de seguridad.


Tags:   #seguridad,  
Conecta con Jose Luis Gonzalez

Artículos relacionados

Comentarios

Valoración:

0/5

Comentarios totales: 0

Desglose:

Excelente:
0
Muy bueno:
0
Regular:
0
Malo:
0
Pésimo:
0

Añadir comentario

Puntúa el artículo:  
0
SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER ¡Recive Numerosas ofertas en tu zona y estate al dia de todas las noticias que te interesan!
Gracias por darte de alta
Quiero recibir INFORMACIÓN de:

NOTICIAS

 
 
 
 
 
 

OFERTAS

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
He leidio y acepto la Politica de Privacidad
SU EMAIL YA ESTA DADO DE ALTA
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información